17 octubre, 2019

Huelva antesala de América

Nuestro viaje comenzó en Sevilla, la ciudad nos recibió con un día primaveral y luminoso, sus calles olían a azahar, es la época de la floración de los naranjos que adornan toda Andalucía.

Tuvimos un atractivo recorrido por la provincia de Huelva, al pasar el extremo occidental de Sierra Morena, nos encontramos con el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche, el paisaje de impresionantes macizos calcáreos, los extensos bosques de castaños, alcornoques, encinas y variedad de pinos, constituyendo una gran diversidad de colores y paisajes, dignos de admiración, pero también pueblan éstos bosques muchas especies de animales protegidos como buitres negros, águilas reales, halcones, nutrias, jinetas, tejones, peces y réptiles.

huelva-antesala-de-america-2

La ciudad de Aracena es muy interesante, su iglesia Fortaleza formó parte del «Castillo de los Templarios.
Bajo éste promontorio se encuentra la famosa «Gruta de las Maravillas» con 1500 mtrs.de galerías, 12 salones naturales y 6 largos pasillos, es un verdadero asombro de la naturaleza.

La Villa de Almonaster La Real, cuyos orígenes romanos sirvieron posteriormente para construir sobre sus ruinas la Mezquita de época Califal, es un trozo de historia en un encantador pueblo.

Después de un intenso día, el descanso se impuso, llegamos a una de las Urbanizaciones más modernas, Islantilla, sus playas inmensas y de fina arena, albergan grandes hoteles, campos de Golf y las más completas instalaciones de la zona, el hotel Confortel-lslantilla, donde nos alojamos nos proporcionó toda clase de atenciones.

Fue una sorpresa conocer la amurallada ciudad de Niebla, tiene una antigüedad de comienzos de la Edad de Hierro, se debe destacar el Puente Romano sobre el Río Tinto, las Murallas Árabes y el Castillo antigua Alcazaba, donde actualmente se realizan «Veladas Andalusies», «Exhibición de cetrería», «Competición de tiro con arco y ballesta», «Asado Medieval», etc.

Camino del Rocío, cerca de Almonte se encuentra la pequeña aldea con calles de arena, lugar de peregrinación donde se celebra la más impresionante romería de España, allí visitamos su Ermita y nos preparamos, ya que dista a pocos kms, para recorrer con un todo terreno, el Parque Nacional de Doñana, la reserva ecológica más importante de Europa; declarada Patrimonio de la Humanidad, un verdadero hervidero de vida, es la ruta natural de las migraciones de las aves y también se crían numerosas especies amenazadas, zona de refugio excepcional para el lince ibérico o el águila imperial abundan herbívoros salvajes, como ciervos, gamos o jabalíes, el Parque además está enclavado en un paraje de gran belleza, contemplar el amanecer en sus 32 kms. de playas vírgenes, es un privilegio para el visitante.

huelva-antesala-de-america

Pero la culminación del viaje fue conocer el Monasterio de Sta. María de la Rábida, en Palos de la Frontera “Pórtico del Nuevo Mundo” este pequeño convento franciscano es el icono indiscutible de uno de los acontecimientos más transcendentales de la Humanidad, está declarado primer Monumento Histórico de los pueblos Hispánicos, aquí Cristóbal Colón conoció a Fray Antonio de Marchena, quién le puso en contacto con los Reyes Católicos y así se gestó la epopeya más grande del orbe hispano, cuyo destino final fue el arribo dos meses después de su partida del puerto de Palos, al Continente Americano, era un 12 de Octubre de 1492.

Ya finalizado nuestro periplo por la provincia de Huelva, visitando las bonitas playas de El Portil, El Rompido, Islantilla y Ayamonte, regresamos a la capital hispalense para tomar el Ave con destino a Madrid, pero antes hicimos una vez más las visitas que se deben repetir cada vez que se está en Sevilla.

La Iglesia de San Jorge antiguo ‘Hospital de la Caridad» donde se pueden admirar entre otras obras de arte, varios cuadros del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo(1619-1682). Las Murallas y la Catedral, que es además la más grande del mundo.

Los Reales Alcazares, fue un punto y final magnifico, porque su edificación mudéjar impresiona y sus jardines acaban por cautivar a quién se pasea por ellos.

Su gastronomía: La Sierra de Huelva tiene probada fama de criar el cerdo ibérico, uno de los más famosos, que le da nombre a su jamón, el pueblo de Jabugo, En su costas de agua batidas por el Atlántico, los mariscos son de excepcional calidad y los pescados muy sabrosos.

Los vinos jóvenes y afrutados y los dulces que se conservan, son aún elaborados con las recetas árabes, que han pasado de generación en generación, sus ingredientes son a base de, miel, almendras, piñones y agua de azahar.

Escrito por: María Rosa Jordán

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *