21 agosto, 2019

Desiertos blancos y lagunas de colores

por:  Jorge Martin

Estuve en Bolivia con mis amigos viajeros (Mario, dueño de la Amarox, Jorge y Cachito)  en noviembre de 2016, recorriendo Tupiza, Potosí, Sucre y el Salar de Uyuni, pero les voy a relatar el increíble circuito “Desiertos Blancos y Lagunas de Colores” una maravilla de la naturaleza.

Cruzamos el Salar de Uyuni desde Colchani hasta la Isla Incahuasi, 80 km blancos de sal con la guía del volcán Tunupa a la derecha, al norte. Desde Incahuasi son 15 km hacia el sur hasta Puerto Chuvica, la salida del Salar al que convergen infinidad de huellas para no quedar empantanados y no poder salir (no se sale por cualquier lado). Desde Chuvica nos equivocamos de camino y fuimos a parar al minúsculo pueblo de Julaca donde había un partido de fútbol y como el “camino” pasaba por la cancha tuvimos que ser espectadores hasta finalizar el primer tiempo y pedir permiso para poder pasar. Por fin, llegamos al Hotel Tayka de Piedra en San Pedro de Quemez, pueblo de 700 habitantes, a 3700 msnm, reconstruido después de haber sido incendiado por el ejército chileno durante la Guerra del Pacífico en 1879 (se pueden visitar las ruinas)laguna-colorada-1

Desde allí el circuito se hace en 2 días vertiginosos, impactantes, transitando por múltiples huellas, en parte con mucha piedra, muy fácil de perderse a pesar del GPS, coordenadas y MAPS.ME que teníamos. Por lo tanto hablamos con Milton Cruz un chico de Uyuni de 23 años, dueño de una camioneta que llevaba a una pareja de turistas franceses, a un guía y a su mamá de cocinera, para que nos permitiera ir atrás de ellos en la travesía y no perdernos. Milton acepto enseguida y con el consentimiento de los franceses comenzamos a la mañana siguiente el primer día de aventura.

Salimos del Hotel rumbo a Avaroa poblado en el límite con Chile pasando por la formación rocosa Ejército de Coral, el Salar de Chiguana, cruzamos el FC Uyuni-Avaroa-Calama y disfrutamos vistas fantásticas del volcán Ollagüe de 5868 msnm con fumarolas permanentes por escape de gases de azufre y de vapor de agua. Desde Avaroa rumbo al sur almorzamos liviano frente al cerro Casquella, vigilados por curiosas vizcachas que venían a buscar comida y seguimos para llegar al conjunto de 5 pequeñas lagunas ubicadas a 4100 msnm que de norte a sur son Cañapa, Hedionda, Charcota, Honda y Ramaditas todas habitadas por flamencos en un paisaje impresionante. La primera jornada, después de recorrer 150 km termina en el Hotel Tayka del Desierto en el medio de la nada, la noche de la “Super Luna llena”. Los hoteles Tayka son muy recomendables con habitaciones confortables, calefaccionadas, con baño privado, agua caliente, desayuno y comidas. No debemos olvidar que la amplitud térmica entre el día y la noche es muy grande (25 ºC a la tarde y  -10ºC o más a la noche y a la mañana temprano).laguna-colorada-2

La segunda jornada comenzó bien temprano con un suculento desayuno y a poco de andar entramos en la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa (héroe boliviano, no militar de la Guerra del Pacífico). La entrada a la Reserva sale 150 bolivianos por persona y está en pleno Desierto de Siloli, al lado del famoso “Árbol de piedra” monumento natural geomorfológico, rocoso, erosionado por el viento, de 5 metros de altura que destaca entre un conjunto de rocas volcánicas. Al llegar ahí nos dimos cuenta que habíamos roto la cubierta trasera del lado del volante, que el voluntarioso Milton nos ayudó a cambiar (siempre llevamos 2 cubiertas de auxilio y teléfono satelital imprescindible en estos viajes donde no hay señal de celular).

Siguiendo el recorrido llegamos a la fantástica Laguna Colorada, a 4278 msnm, más grande, con 54 km2, lugar de cría de flamencos; su coloración se debe a sedimentos y pigmentos de algunos tipos de algas.  Continuando al sur pasamos por el Desierto de Dalí a ¡4926 msnm! y llegamos a las fumarolas y geysers Sol de la Mañana lugar de intensa actividad volcánica. Más al sur, en las orillas de la Laguna Salada, dentro del Salar de Chalviri están las Aguas Termales de Polques a 40º C, lugar para tomar un baño relajante (no lo hicimos) y disfrutar un rico almuerzo preparado por Dora, la mamá de Milton. Ya finalizando el recorrido, casi en el límite con Chile llegamos a la famosa y hermosa Laguna Verde, de color esmeralda y aguas tóxicas sin ningún tipo de vida, a 4350 msnm ubicada a los pies del imponente volcán Licancabur y al lado de la Laguna Blanca que está a los pies del volcán Juriques.

Unos pocos kilómetros más adelante llegamos a Hito Cajón, paso fronterizo que conecta Bolivia con Chile, a unos 45 km de San Pedro de Atacama nuestro próximo destino. Aquí nos despedimos de Milton que se volvía a Uyuni en el mismo día por otro camino, agradeciéndole su ayuda y dándole una buena recompensa en dólares y con el cual Cachito y Jorge siguen en contacto por facebook y lo hemos recomendado a amigos que quieren hacer este maravilloso recorrido.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *